Metadeportescolombia - Deportes del Meta y Villavicencio

 

Pedro Causil, clasificado a los Juegos Olìmpicos de Invierno 2018

Sería una maravilla llegar a ser el primer colombiano en estar en unos Juegos Olímpicos en patinaje”, dijo Pedro Causil en 2014 desde Milwaukee y aunque ese año el gusto y las ganas por estar en unos Juegos Olímpicos eran grandes, el proceso lo veía lejano, las cosas no eran fáciles.

El 13 de julio de 2015, en los Juegos Panamericanos de Toronto, el sanandresano ganó su última gran medalla en el patinaje sobre ruedas, el oro de los 500 metros, luego de muchos años de ganarlo todo, desde nacionales hasta mundiales, pero nunca Olímpicos, ni siquiera estaba en los planes posibles.

Jennifer Caicedo y ‘Chechi’ Baena lo habían intentado en el pasado, pero no pudieron. En ese 2014 el compañero de Causil fue Julián Rivera pero él se quedó en el camino, algo que Causil no quería echar a perder y por eso, desde ese oro en los Panamericanos, tal vez el máximo logro de un patinador en un ciclo olímpico, Pedro abandonó las ruedas, cogió las cuchillas y emprendió la ‘Era de Hielo’.

Con el apoyo de la Federación Colombiana de Patinaje, que creyó en el sueño de Causil, el múltiple campeón mundial de patinajes sobre ruedas llegó para ser uno más en el hielo, en el deporte que muchos los practican desde niños y ni aún así llegan a ser olímpicos.

Pero el talento, las ganas y perseverancia de Pedro pudieron más. Su raza de campeón, su condición de deportista de altísimo rendimiento, lo llevó por un frío camino, que retomó en ese noviembre del 2015, cuatro meses después de abandonar las ruedas, cuando junto con Mario Valencia y Andrés Campo dio comienzo a la construcción del sueño en Calgary (Canadá).

Desde ahí vinieron concentraciones, copas mundo, competencias locales y muchos entrenamientos, porque era empezar de cero y Causil estaba mentalizado en Pyeongchang, en los Juegos Olímpicos de Invierno de Corea del Sur. Su especialidad en las ruedas fue la velocidad y en el hielo también, por eso eligió los 500 y 1.000 metros.

En el camino de Causil y sus amigos Campo, Valencia y Zapata, apareció alguien determinante: el estadounidense Ryan Shimabukuro, contratado por la Federación como el entrenador de la Selección Colombia de Patinaje sobre Hielo, alguien que tiene una historia similar a la de Pedro, quien nació en la isla de San Andrés y soñó con los Juegos Olímpicos de Invierno.

“Esta es una gran idea, para nada es una locura, porque yo soy de Hawái, una isla sin hielo, hice este proceso muy joven, y ahora este es un gran esfuerzo de Colombia, de la Federación y los deportistas para sacar el proyecto adelante”, dijo en 2016 el entrenador de los colombianos, alimentando el sueño olímpico que este fin de semana se hizo realidad.

Sí, este fin de semana, un sanandresano, un colombiano de cuna, de sangre y de formación, Pedro Causil, consiguió en Salt Lake City, en los Estados Unidos el sueño de niño sobre ruedas que se hizo realidad en el hielo, para convertirse en el tercer colombiano que en la historia irá a unos Juegos Olímpicos, pero el primero que en realidad habla como colombiano.

La estadounidense Cynthia Denzler fue la primera en llevar el tricolor nacional en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver en 2010, por tener la nacionalidad colombiana, que logró su padre, de ascendencia suiza, pero quien vivió muchos años en Colombia.

Hace poco, el colombiano Michel Poettoz, quien nació en Cali y fue adoptado por una pareja de franceses cuando tenía dos años, también se clasificó para los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, en la modalidad de esquí, pero no habla español.

Ahora, Pedro Causil será el primer patinador colombiano de todos los tiempos en lograr el sueño olímpico, que no pudo tenerlo en los de verano porque el patinaje no ha sido incluido, pero ahora lo hará realidad en el invierno de Corea del Sur, donde llevará el tricolor nacional como su más preciado tesoro.

“Aquí está el fruto de tanto trabajo, gracias a mi familia y siento un gran alivio porque primero me cumplí a mí y después a todos los que me apoyaron, porque después de dos años cumplí la palabra y se lo dedicó especialmente a quienes me acompañaron en este camino a Mario Valencia, Daniel Zapata, Sebastián Cano, Andrés Campo, Laura Gómez y Valentina Espinosa, quienes fueron el apoyo en este año y medio lejos de casa, siento que es el mejor regalo que les puedo dar”, dijo Causil luego de su clasificaicón.

“Quiero agradecer a Alberto Herrera y Jorge Roldán, quienes se metieron en esta vaca loca conmigo desde el principio, cuando vieron que yo iba empezar en esto me apoyaron sin pensarlo dos veces, así como Iván Vargas, quien me enseñó a ser deportista y profesional, creo que tenía el talento y las capacidades, pero Iván me supo guiar para saber utilizar todo eso de la mejor manera”, dijo el patinador.

La clasificación de Pedro se completó este fin de semana en las distancias de los 500 y 1.000 metros, modalidades que se conoce como short track, que dan cupo a 36 patinadores de todo el mundo y Pedro, aunque por tiempos y puntos de copas mundo estaba por encima de la casilla 36 mundial, el reglamento de los Juegos Olímpicos de Invierno sólo permite un máximo de tres deportistas por país, lo que le dio el tiquete olímpico a Causil.

Causil estará en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang-2018 del 9 al 25 de febrero en Corea del Sur, junto con el también colombo-francès Michel Poettoz y por primera vez en la historia dos deportistas de nuestro país estarán en el certamen más importante de deportes de invierno en el mundo.

Por Filiberto Rojas (Prensa Comite Olìmpico Colombiano)