Metadeportescolombia - Deportes del Meta y Villavicencio

 

Una aventura Olimpica llamada Brasil.

 

MI  EXPERIENCIA   EN LA TIERRA  DE LA  SAMBA,  EL FUTBOL Y LAS GAROTAS

Ya el  año 2015 había tenido  la oportunidad de estar en la parte  norte amazónica de Brasil, estuve  10 dìas  en la ciudad de Manaus, enclavada  en el pulmón del mundo, con  su mar verde  de selva  bañada  por  los  más caudalosos  ríos  como  el Rio Negro, que se confunde  con  el rio Amazonas que luego  van a descargas  sus  aguas  el océano Atlántico.

Me sorprendió esta ciudad, que a pesar  de no tener  supercarreteras  para comunicarse  con el interior  del país, tiene  un gran  movimiento  comercial  e industrial porque Es la  sede  de varias ensambladoras  de automóviles  y  productos electrodomésticos.

Manaus, es una ciudad  muy organizada, tiene  bellas avenidas y  edificios  muy altos,  su clima  es bastante tropical. Vale la pena visitarla, se encuentra uno  con  muchos  extranjeros  de diferentes partes del mundo. Su icono  se llama el Teatro Nacional de Amazonas, una construcción  terminada a finales  del siglo XIX.

No perdí  tiempo para ir a conocer  el espectacular  estadio de fùtbol Arena Amazonia construido  para jugar varios partidos  de la Copa  Mundo. Para muchos una obra  calificada  como un elefante blanco, porque  la ciudad  no  tiene equipo de fùtbol  profesional.

Después de concluir mi visita   a  la capital  amazonense, empecé a cavilar  sobre  la  posibilidad  de asistir a los  Juegos Olímpicos  de Rio de Janeiro. Una empresa imposible  para muchos.

Pero primero tenía  que  cumplir cerrando  el  ciclo olímpico con asistir a los  Juegos Deportivos Nacionales en Quibdo, Chocò.

A  LA CONQUISTA OLIMPICA

A mediados de octubre  del año 2015 nos encontramos  con  el sociólogo, antropólogo  y periodista  deportivo David Quitiàn,  quien reside  en  Niteroi, frente a la  Bahía  de Guanabara y le comente  la posibilidad  de ir  a los Juegos  Olímpicos.

En esa reunión también estaban Luis Fernando Duque, Hèctor Julio Chaparro  y Alfonso Vizcaya, quienes mostraron  su interés  muy tímidamente.

Todo quedo  en  buenas intenciones de viajar,  en noviembre  Luis Fernando compro el tiquete, seguidamente  lo hice  yo en diciembre. Ya queda listo para  empezar  el gran  salto hacia  Rio de Janeiro.

A mediados de febrero del año 2016 empezamos  a planificar  los primeros  trabajos de estrategias  de mercadeo  publicitario. A ese equipo se nos unió inicialmente  Alcides Leal Vargas.

El grupo de apoyo estuvo a cargo  de la gerente demetadeportescolombia.com la contadora Angélica Johanna Ramìrez y en la parte logística  Islena Guzmàn Caballero y Víctor Hugo Pèrez.

Hicimos  un plan de medios  que incluimos  como cabeza de serie a la emisora La Doble L Radio  91.8 con la gerencia de Luis Fernando Lengua y Hugo Ernesto Ladino; a ella se nos unió  el noticiero Atmosfera Nacional Radio con Jairo Rey  en la Exitosa FM, Resumen de Noticias de ondas  del Meta con Luis Francisco Rincòn; Punto de Encuentro de Ondas del Meta  de Edgar Torres Gonzàlez; La Polémica del Deporte Llanero  por Caracol Villavicencio con Jaime Caballero Galindo; Conexión de Ondas del Meta con Aldemar Solano; Colmundo Radio de Ibaguè  con Álvaro Ariza  y Radio Caracol Guaviare y Guaviare Stereo  con  Jorge Fernando Ramìrez.

Fueron  doce empresas  que  creyeron  en nosotros  y  nos  patrocinaron esta  expedición  olímpica   rumbo a Rio de Janeiro.

Y  LLEGO  LA HORA

Todo  empresa  tiene  su  tropiezos, unas  puertas  se nos abrieron  otras  se nos cerraron, pero fuimos  persistentes y prudentes porque encontramos clientes como el de un gran  amigo que  nos  dijo que  con la plata de él  iba a patrocinar  el turismo vagabundo de los periodistas. Nos dolió por  la forma hiriente  como nos dijo,  sin embargo hoy  lo seguimos saludando.

Hoy podemos decir  que encontramos muchos amigos  nos apoyaron y fueron  condecentes  porque estábamos luchando  por alcanzar  un sueño. Y  lo logramos gracias a ellos.

Salí del aeropuerto internacional  de El Dorado de Bogotà  el día  2 de agosto a la 1.15 de la tarde para hacer escala  en  el Jorge Chàvez  de Lima; la conexión  salía  a  las  10.15  de la noche con destino a Rio de Janeiro. Fueron  4 horas de vuelo.

Llegue a  las  5 de la mañana  hora  local (de Rio) del  día  3  de agosto, me tocó espera que llegara  mi amigo y compañero de trabajo  Luis Fernando Duque para que me recogiera. El conoce  ya bien  la ciudad porque estuvo  en la Copa Mundo 35 dìas.

Nos trasladamos en  modernos autobús  con aire  acondicionado (valor del pasaje 12 reales/10.800 pesos) rumbo a  lo que luego llamaríamos  la Casa Colombia 2-Consulado del Meta.

En la casa  de David Quitian  quien vive  junto  con esposa Olga Lucia , su hija Luna Alejandra  y su mascota Mafalda,  ya estaban además de Duque , el veterano  del ciclo olímpico Hèctor  Julio Chaparro Mesa.

Ese día ya  la familia Quitian Urrea  me tenía lista  la primera entrada para  ver  el partido de fùtbol femenino, entre  Brasil y China en el remodelado estadio del Engenao, antiguamente llamado Joao Havelange. Este dirigente paso  al ostracismo  después de haber sido  presidente de FIFA y quien fue acusado  por  corrupción, estaba  enfermo  y muy  viejo.

Seguramente se estarán  preguntado porque llamaba  la casa de David Quitian Casa Colombia 2, sencillamente  porque  nuestro gobierno  instaló  una Casa Colombia  cerca de la bahía de Guanabara  en una céntrica  avenida, donde  se  exhibían  los  mas representativos  productos de nuestro país, como el café,  las frutas y el famosos  sombrero voltiao.

Había  un puesto de saboreo  de café  con la marca  Juan Valdez, todos  los  eran colas  enormes para deleitar  esa bebida.  Los mismos brasileños reconocían  que era muy  suave  y de gran sabor  para  el paladar. Se sirvieron  más  80.000 tazas gratis.

También hubo un puesto de  obleas que eran vendidas a 10 reales, también los visitantes podían  compran  un paquete  de patacones a  6 reales.

Al frente de esa toma  colombiana  en tierras cariocas  estuvo  el ministro consejero de la Embajada de Colombia en Brasil  Juan Pablo Hernàndez  de Alba y por  el Comité Olímpico Colombiano   don Armando Farfán, gerente de  esa entidad.